Qué desagradable sensación esa de tener una canción fome pegada en la cabeza. Esa canción que te despiertas y es lo primero que te viene a la mente. La sigues escuchando mientras te duchas, te lavas los dientes, desayunas, tomas el metro, llegas al trabajo, vuelves a tu casa, e incluso antes de dormir. ¿Les […]

Read More